como su nombre bien indica, se trata de la compraventa de indultos por parte de la Iglesia. El negocio era redondo, ya que esta institución se beneficiaba económicamente y sus feligreses recibían el perdón por sus pecados. Los que pudieran pagarlo, claro.

« Back to Glossary Index